Saltar al contenido

El Puente de Sanabria

Información del Puente de Sanabria

Esta localidad surge como consecuencia del levantamiento de una ermita a la Virgen, a la vera del puente románico, que comunica la margen izquierda y derecha del río Tera. En torno a la iglesia, se ubicaban un par de casas en las que vivían algunas familias, que regentaban un par de molinos que daban servicio de molienda a las poblaciones cercanas, y un clérigo prior que atendía la iglesia. Este lugar era por ello conocido como El priorato de Nuestra Señora del Puente.

Estos terrenos no eran siquiera término municipal propio, ya que pertenecían a los términos municipales de varios pueblos como Ilanes, Rabanillo y Sampil. Como consecuencia de su céntrica ubicación, y que estos molinos a diferencia de otros, prestaban servicio durante todo el año, se extendió la costumbre de concentrarse los campesinos que bajaban a moler. Así se fue convirtiendo el Puente en lugar de encuentro y relación, de esta forma espontánea surgen las primeras transacciones intercambios y ventas.

Había nacido un núcleo comercial en la comarca, ello llevó a establecerse alguna taberna y alguna caseta para servir bebida y comida a los que se reunían o esperaban por la molienda de maquila.
Ya avanzado el siglo XIX, se comienza a formalizar la reunión concentrándola en un día determinado que era el de mayor afluencia, el lunes era el más adecuado para la molienda ya que quedaba el resto de la semana para poder cernir las harinas y hornear el pan. Así de una forma modesta y espontánea se comenzó la compraventa de ganados, de productos recogidos por esta gente, de lienzos y cobertores, de miel y aceite, etc. Como no había ningún otro núcleo en la comarca, que cubriese esta necesidad, se fue haciendo habitual la asistencia a este mercado.

A comienzos del siglo XX, la capital del Partido Judicial, Puebla de Sanabria trató de reivindicar, el mercado planteando una reclamación judicial, pero la misma no prosperó.

El núcleo de reunión tradicional se cree que surgió en torno a una piedra de naturaleza cuárcica la cual fue usurpada a los del Puente y trasladada hasta el lugar que los de Puebla tenían reservado a ubicar el mercado. La disputa llevó a los del Puente a recuperar la piedra, ya que su espolio lo consideraron como una afrenta. Así fue como un pedrusco paso a convertirse en prenda de honor. Hoy dicha piedra se levanta sobre un pedestal en el centro del pueblo del Puente de Sanabria recordando la reivindicación de unos derechos. La céntrica ubicación y la tradición habían triunfado, sobre la maniobra, un tanto artera, de los de la población Cabeza de Partido.

Se trata de la localidad más reciente de toda la tierra zamorana de Sanabria, ya que sus orígenes como núcleo de población habitado de modo permanente datan de finales del siglo XIX. Cada lunes, se celebra un mercado.